Consejos para realizar tu primer viaje de aventura

Consejos para realizar tu primer viaje de aventura.

A todos en mayor o menor medida nos gusta soltar adrenalina y quitarnos el estrés que tenemos en nuestro día a día. Una buena manera de hacerlo es realizando un viaje de aventura practicando algún deporte de “riesgo”. Sí, “riesgo” lo entrecomillo porque el riesgo será en función de lo que nosotros deseemos. Los deportes o viajes de aventura son aptos para todos los públicos, y por regla general, los más pequeños son los que mejor se lo pasan.

Como me preparo para disfrutar.

Lo primero es sentirnos seguros, contrata el servicio con un profesional de la zona. Son las personas más adecuadas ya que conocen la zona y saben cuándo se pueden practicar las actividades. Mentalmente de dará ese punto de tranquilidad que necesitas. Piensa que si fuera peligroso ellos no lo harían.

Sigue las instrucciones que te digan. Si piensas que es mejor hacerlo de una manera distinta a la que te han indicado aumentas el riesgo de sufrir un accidente o una situación incómoda.

Ante todo relajación, mentalízate que vas a disfrutar y que no se trata de pasarlo mal o vivir una situación difícil.

Sans titre

Actividades de aventura, no es sinónimo de riesgo.

Tenemos la mala costumbre de pensar en cuanto hablamos de aventura de hacer puenting, barranquismo, escalada, etc. Pero ese es un concepto equivocado. Una actividad de aventura es aquella que despierte en nosotros nos aporte algo diferente a lo que hayamos sentido hasta ahora. Simplemente hacer senderismos por zonas desconocidas (siempre bien preparados y documentados) puede ser una experiencia muy buena.

Nosotros os recomendamos una actividad simple y apta para todos los públicos. Nuestra idea es que planifiquéis una excursión o ruta de senderismo de 2 etapas. La distancia la que vosotros creáis conveniente haciendo noche en un refugio de montaña. Como veis es muy sencillo y se puede realizar independientemente de la edad y la condición física. Además el plus de ver una noche estrellada en pena naturaleza sin la contaminación de las luces de las ciudades o pueblos merece la pena. A la vuelta de esta actividad os sentiréis con las pilas recargadas y con ganas de repetir, seguro.

Así que recordad, la aventura está en vuestra mente y no en el riesgo que corras. Pero si decides practicar un deporte de riesgo para ponerte a prueba, siempre hazlo en manos de profesionales y déjate llevar por sus indicaciones.

Add a Comment

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *


8 − = deux