Ibiza en invierno, mucho que ofrecer

Es un destino turístico de primer orden a nivel mundial y es conocida por sus fiestas nocturnas, favoritas de numerosas celebrities, pero en invierno, Ibiza recupera su esencia. La tranquilidad y los paisajes naturales se convierten en protagonistas y descubrir la otra cara de la mayor de las Pitiusas es un verdadero placer.

vistas-ibiza

Una escapada o unas mini vacaciones en Ibiza son siempre un buen plan. Playas y calas de aguas turquesas, pueblos blancos llenos de encanto, un centro histórico Patrimonio de la Humanidad, una magnífica oferta hotelera y gastronómica y mil opciones para el ocio y los deportes ¿qué más se puede pedir?… En invierno, todo esto se mantiene pero la isla cambia y recupera, poco a poco, su ritmo pausado tras finalizar, de nuevo, otro verano trepidante.

Viajar a Ibiza desde finales de octubre hasta el mes de marzo es una excelente opción para disfrutar de temperaturas agradables, de playas de ensueño y de numerosas actividades más que apetecibles.

Un plan perfecto

Si tienes unos días libres y quieres combinar descanso, diversión, visitas culturales, compras y recorridos por paisajes naturales por los que da gusto perderse, Ibiza es un destino a tener en cuenta también en invierno.

Elige el hotel o apartamento que se adapte a tus necesidades o si lo prefieres, alquila una casa o una villa en la que puedas contemplar las maravillosas puestas de sol que han dado fama a la isla.

Una vez instalado, solo queda elegir entre las numerosas opciones que tienes para que tu estancia en Ibiza resulte inolvidable. Entre las sugerencias que podemos recomendarte y que no deberías perderte se encuentran:

  • Un paseo por el centro histórico Dalt Vila. Recorrer las calles estrechas del casco histórico de Ibiza supone descubrir bellos rincones. Con menos turistas, podrás disfrutar mucho más del paseo, parándote en los distintos miradores del recinto amurallado hasta llegar a la hermosa catedral.
  • Playas y calas para ti.Ses Salinas, Es Cavallet, Playa d’en Bossa, Cala Olivera, Cala de Benirrás… la costa ibicenca está salpicada de algunas de las playas más bonitas que puedas encontrar y en invierno las tienes para ti, casi “en exclusiva”.
  • De compras pensando en la Navidad.Si estás planeando tu viaje para fechas próximas a las cercanas navidades, las compras son otro de los atractivos de la isla. El mercado de Las Dalias, en San Carlos, o el de San Jordi son de visita obligada para disfrutar del ambiente y encontrar desde valiosos artículos de artesanía, hasta los objetos más curiosos que puedas imaginar.
  • Senderismo. En otoño – invierno los paisajes del interior de la isla resultan fascinante para todo aquel que los descubre por primera vez. Una excursión en coche y luego una ruta a pie por los alrededores de pueblos como Santa Gertrudis o Santa Inés supondrá, sin duda, una jornada inolvidable.
  • Historia y cultura. Aprovecha tu estancia para conocer un poco mejor el patrimonio histórico y cultural de la isla acercándote al Museo Arqueológico o al Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Te sorprenderán.

Como ves, hay mucho que ver y que hacer en Ibiza también en invierno. Si te decides a visitarla ahora, descubrirás otra cara menos conocida de la isla, para algunos, la más bella.

Add a Comment

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *


neuf − 3 =